Las carillas son finas láminas de porcelana que se colocan sobre el esmalte aportando una estética muy natural. Corrigen inmediatamente las alteraciones de forma, posición y color de forma totalmente indolora y rápida.

Disponemos de la tecnología digital CEREC, que nos permite la toma de impresión digital realizando fotos (sin impresiones de pasta dentro de la boca) y el acabado final en un solo día.

Los dientes tratados con carillas no precisan ningún cuidado especial de por vida. Solo el cuidado y la higiene natural precisa para cualquier otro diente.