En nuestra Clínica ponemos especial atención en nuestros pequeños pacientes. Intentamos que su visita al dentista sea una experiencia única, por ello disponemos de un espacio exclusivo para ellos con juegos, videojuegos y sorpresas. Además, cada vez que nos vistan, les motivamos con juguetes y premios.

Según la Sociedad Española de Odontopediatría, las visitas al dentista deben comenzar a partir de los 3 años de edad. Para nosotros,  lo más importante es que el profesional adquiera la confianza de los niños para que estos  colaboren en los tratamientos.

En su primera visita les enseñamos la técnica adecuada de cepillado.

Nuestra odontopediatra, la Dra. Sara Monterde, será la encargada de detectar las anomalías en las piezas de leche de sus hijos, colocar selladores en dientes delicados y curar todos aquellos dientes alterados.