Es la especialidad odontológica que se dedica a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de las encías y del hueso que soporta al diente.

Los principales síntomas de la enfermedad periodontal son la inflamación y sangrado de las encías, la hipersensibilidad al frío, la movilidad o separación de los dientes, el mal aliento y la retracción de las encías.

Es fundamental tratar lo antes posible la enfermedad periodontal porque su evolución conlleva la destrucción del hueso que soporta los dientes y por tanto, de la pieza dentaria.

En nuestra clínica tendrá un preciso diagnóstico periodontal gracias a la medición cuidadosa de la pérdida de encía, exploración específica radiológica, TAC radiológico, cultivos bacteriológicos…

Tras el tratamiento de periodoncia y con su consentimiento, le incluiremos en nuestro programa de MANTENIMIENTO PERIODONTAL con controles cada 3 o 6 meses, según el estado de su boca.