Aporta la información dental y maxilar necesaria para una asistencia segura en odontología y cirugía maxilofacial. Es imprescindible para la realización de implantes, ya que las imágenes 3D ayudan a colocar de forma segura los implantes en casos con poco volumen de hueso.